¿Qué es un hosting o alojamiento web?

que-es-un-hosting

Si estás pensando en lanzar un proyecto digital, seguramente te surjan muchas dudas relacionadas con los servicios que vas a necesitar: “¿Qué es un hosting? “¿Qué tipos existen?” “¿Cuál es el más apropiado para mi proyecto?”…

Un hosting es un servicio de almacenamiento que te proporciona un servidor, de modo que puedas alojar tu sitio web en Internet. Esta es una explicación muy básica, así que, si realmente quieres comprender qué es un alojamiento web para sentar tu proyecto sobre las bases adecuadas, quédate con nosotros: 

Resolvemos en este artículo todas tus dudas relativas al hosting.

¡Empezamos! ⬇️

Definición de hosting

Un hosting es un servicio de alojamiento para sitios web. Para entenderlo fácilmente, piensa en todas esas carpetas que tienes creadas en tu ordenador para almacenar todos tus archivos, y cómo a su vez se guardan en el disco duro para que puedas acceder a ellos cada vez que lo necesites.

Así es como funciona más o menos un hosting web. Pero hay una diferencia básica: cuando apagas el ordenador, no puedes acceder a tus carpetas. ¿Verdad? En el caso del almacenamiento web, necesitamos una especie de máquina en funcionamiento las 24 horas del día, los 7 días de la semana. No solo en funcionamiento sino que, además, tenga un ancho de banda muchísimo más amplio que las clásicas conexiones domésticas.

Esto es lo que llamamos ‘servidores web’.

Y entonces… ¿Qué es un web hosting?

El hosting es el servicio de almacenamiento que proporcionan estos servidores, para que puedas alojar tu página web y acceder a ella en cualquier momento; desde cualquier lugar.

En definitiva:

  • Un servidor es un equipo de hardware conectado a Internet de forma ininterrumpida, para que los contenidos que almacena estén accesibles en todo momento y desde cualquier lugar. Es un equipo informático físico que ofrece distintos tipos de hosting para almacenar webs.
  • Un hosting es un servicio de alojamiento para sitios web, que permite que los contenidos de dicha web puedan ser visitados en cualquier momento y desde cualquier dispositivo conectado a Internet.

Ahora que más o menos te haces una idea de qué es un hosting, vamos un paso más allá.

¿Para qué sirve?

Hemos comentado que el hosting permite almacenar un sitio web en Internet y poder acceder a él en cualquier momento y desde cualquier lugar. Pero además, los servicios de alojamiento web ofrecen otras funciones relacionadas con la administración web, como son:

  • Herramientas para desarrolladores
  • Copias de seguridad automáticas de los sitios web
  • Certificados SSL
  • Servicio de atención al cliente 24/7
  • Hosting de correo electrónico
  • Instalación semi automática de softwares de gestión web, como WordPress o Drupal

Ten en cuenta que las empresas de hosting disponen de una infraestructura con los sistemas de seguridad más potentes y avanzados. No solo de hardware, sino también de hardware. Y a ello se suman servidores propios para garantizar conexiones a Internet permanentes y seguras, que permiten evitar caídas y otros errores.

Por ello es tan conveniente optar por contratar un hosting a un proveedor web a la hora de lanzar un proyecto digital. Pero… ¿Cómo saber cuál es el más indicado para tu proyecto?

Tipos de hosting

Cada tipo de web requiere un servicio de hosting diferente.

No es lo mismo crear un eCommerce, que un blog, que la página web de una gran compañía, porque cada caso tiene unas necesidades muy distintas y, como tal, necesita soluciones concretas.

Veamos los principales tipos:

Hosting compartido

Es el más utilizado. Como su nombre indica, se integran en un mismo servidor físico las cuentas de distintos usuarios de forma simultánea. Lo más habitual en estos casos es contratar un servicio básico, en el que varios usuarios comparten los recursos del servidor, como la CPU o la memoria RAM, de modo que, sí: el comportamiento de un usuario puede afectar al resto.

Sin embargo, algunos proveedores ofrecen servicios de tráfico ilimitado, de modo que el funcionamiento de tu web -y del resto de usuarios- no tiene por qué verse afectado si en un momento dado llegas a un pico de consumo. Y lo mismo si le ocurre a tus ‘vecinos de hosting’.

Servidor Virtual VPS

Se trata de un servidor privado virtual. Aunque los usuarios también comparten un mismo servidor físico, como en el caso anterior, el VPS se divide en múltiples máquinas virtuales independientes. Es decir, que cada cuenta tiene distintos recursos que no se comparten con nadie, lo que aumenta la flexibilidad y potencia.

Al igual que ocurre con el hosting compartido, el VPS presenta un coste bastante inferior que uno dedicado y cada usuario tiene acceso a sus propios recursos. Sin embargo, este tipo de servicio no se limita a los consumos de espacio y transferencia, sino que también asigna a cada cuenta su RAM y su CPU.

Hosting dedicado

Se trata de un equipo informático físico destinado exclusivamente para un cliente, que gestiona todo el espacio del disco y el ancho de banda. Como comentábamos más arriba, el precio de este hosting es bastante más elevado que los compartidos, pero es necesario para aquellas webs con gran cantidad de tráfico mensual o que, dadas sus necesidades, requieren alta flexibilidad, rendimiento y un uso intensivo de los recursos de transferencia.

Hosting de WordPress

Es un servidor configurado en una plataforma de WordPress y optimizado para sitios web basados en este CMS.

Descubre aquí: 9 consejos para escoger el mejor hosting para WordPress 

Hosting profesional

Este hosting proporciona memoria RAM, ancho de banda y CPU dedicados, lo que lo convierte en uno de los más utilizados por los sitios web con mucho tráfico o con un uso intensivo de datos. Una de sus ventajas es que ofrece bastante más potencia y menor complicidad.

Hosting cloud

Es el tipo de hosting más avanzado, y normalmente se emplea en las aplicaciones y sitios web con más visitas de Internet: grandes compañías, medios de comunicación… Su funcionamiento es muy distinto al de los anteriores: en este caso, utiliza diferentes servidores físicos conectados entre sí, a menudo, desde distintas partes del mundo, que construyen una red para comportarse como una súper máquina, con altísima potencia y recursos ilimitados.

Hosting elástico

Este servicio es una especie de combinación entre el VPS y el hosting compartido, ya que los usuarios comparten un servidor físico pero, además, cuentan con los recursos que garantiza un VPS.

¿Cómo elegir el mejor hosting?

Hay varios factores que debes tener en cuenta a la hora de contratar un hosting para tu web: el espacio que necesitas, el número de cuentas de correo electrónico que quieres vincular, las aplicaciones que deseas instalar, tu tráfico de datos mensual, los servicios extra… 

Además, es muy importante que optes por un servidor que te dé todas las garantías de disponibilidad para evitar caídas de tu sitio web y, además, un soporte técnico de calidad y disponible 24/7.

Desde Doowebs te recomendamos consultar primero las características técnicas de diferentes proveedores y, después, comparar los precios de los hosting que más te interesen. Si tienes dudas, contacta con el servicio de atención técnica para recibir asesoramiento por parte de los expertos del hosting.

Ahora que ya sabes qué es un hosting y qué tipos existen, puedes dar el primer paso para lanzar tu proyecto digital.

¿Necesitas ayuda relacionada con el alojamiento o con otros aspectos de tu web?

Somos tus expertos en desarrollo y optimización web en Valencia.

¡Te escuchamos!

Llamar a Doowebs Teléfono de Doowebs 653836347